Logo ComMadrid

Paso de la Huerta de la Reguera

Descripción de la ruta

Comenzamos en la plaza Mayor y tomando la calle del Pez vamos en dirección a la carretera de San Mamés. Ya en la carretera y pasando la última casa que queda a la derecha (antigua casa del médico) enseguida aparece la Cañada o camino de Gallegos. La tomamos a la derecha y en suave ascenso pasamos por el Barrio de Los Llanos (Calle de los Gallegos) y llegamos al puente del ferrocarril. Tras girar la pista a 90 º en unos 200 m pasamos una reja canadiense (vigas de hierro transversales a la pista con un foso debajo para evitar que el ganado atraviese por ahí) y enseguida tomamos otro camino a la derecha que desciende al Arroyo de los Robles pero antes de llegar al río seguimos su margen derecha por una vereda que nos lleva al paso de La Huerta de La Reguera que no es más que el lugar donde mediante un azud se desvía el río por La Reguera que aguas abajo refresca los prados y huertas de Villavieja. Se tiene constancia histórica de su existencia desde el siglo XV pero se sospecha que podría datar su construcción de época árabe. Desde aquí seguiremos río arriba por veredas que han formado las vacas en busca de pastos por la zona. Dependiendo de la época del año (en invierno y primavera) en algunos puntos se forman las llamadas tollas o atolladeros que son auténticos barrizales formados por la vacas al pisotear manaderos de agua o zonas húmedas. En ese caso la solución pasa por remontar la ladera para volver unos metros después a la orilla del arroyo o vadear el Arroyo de Los Robles. Normalmente esto ocurre en un punto concreto y excepcionalmente en dos sitios del recorrido. El resto es un deleite entre el rumor de aguas cristalinas, bosque cerrado de roble o rebollo  y sucesivas pozas, remansos y estrechos con pequeñas praderas donde relajarnos. Una vez el bosque se aclara podemos subir ladera arriba siempre por la margen derecha del valle ya que hemos llegado al Raso de la Cruz. Alcanzamos la pista Camino de Gallegos en el lugar donde se encuentra el abrevadero del Descansadero de Sestil. Desde allí en tan solo una hora bajamos hacia Villavieja que se divisa desde algunas curvas del camino con Buitrago al fondo.

A tener en cuenta

No hay fuentes de agua en todo el recorrido y al no estar señalizada la ruta hay que estar atento al mapa y a las indicaciones de esta ficha. Tened cuidado para no tomar las falsas sendas que hace el ganado para ir a los prados o a beber agua a los arroyos de la zona porque nos saldremos de la ruta.

Valores

El gran bosque cerrado de robles o rebollos que se prolonga por la ladera hasta Las Tollas y Las Tejoneras y que se funde con el pinar ladera arriba hasta el Cerro de La Mesilla. Se practica la silvicultura en la zona en forma de clareos y talas selectivas. También podemos ver junto al Arroyo de los Robles los restos de antiguas carboneras sobre todo entre el Paso de La Huerta de La Reguera y el Raso de La Cruz. Se reconocen por el color oscuro del suelo que tienen los claros del bosque perfectamente circulares y sin desnivel alguno. En esta zona abundan el corzo y el jabalí.

Opciones de la ruta

Del camino de Gallegos según se baja del descansadero de Sestil sale algo más abajo un sendero a mano derecha usado por los silvicultores que permite adentrarnos en el corazón del bosque en un paraje llamado Las Tollas, un lugar verdaderamente silvestre y misterioso.

Camino en la ruta de la Huerta de la Reguera

Montañas - Villavieja del Lozoya